Pasta con calabacin y champiñones

Calabacín con champiñones a la parmesana

Esta pasta de calabacín y champiñones da un giro a las comidas de la semana con ricotta cremosa, limones picantes y vino blanco fresco. Las verduras son muy nutritivas, ya que aportan vitamina A, C, D y K, además de potasio, ácido fólico, hierro y calcio.

Saltea las verduras: Calienta el aceite de oliva o de aguacate a fuego medio en una sartén grande. Añade el ajo y cocínalo durante 1-2 minutos, o hasta que esté aromático. Añade los champiñones y el calabacín en rodajas y cocina. Remover de vez en cuando y cocinar durante 8-12 minutos, o hasta que las verduras estén blandas.

Añada los condimentos: Sazone con orégano seco, albahaca seca, sal y pimienta. Añade el zumo de limón y el vino blanco. Deje que se cocine a fuego lento durante 1-2 minutos. Añade las espinacas y deja que se cocinen durante 1 o 2 minutos, o hasta que se marchiten.

Incorpore el queso y la pasta: Apague el fuego. Incorpore el queso ricotta. Añada la pasta y mézclela bien para combinarla. Añada el queso parmesano rallado. Sazone con más sal y pimienta si es necesario. Adorne con perejil. Servir y disfrutar.

La facilidad de almacenamiento y calentamiento hace que esta receta sea una opción ideal para preparar la comida con antelación. Para guardarla, simplemente coloca la pasta en un recipiente hermético y guárdala en la nevera hasta 4 días. Puedes calentarla en una sartén o en el microondas cuando quieras comerla. ¡Yo prefiero la opción de la sartén y dejar que la pasta quede un poco crujiente!

->  Comidas fáciles para grupos grandes

Pasta de calabacín y champiñones al horno

¡Me encanta este plato de pasta de verano de una sola olla! Me encanta lo fácil que es de hacer, está listo en menos de 30 minutos, ¡y sólo tengo que limpiar una olla! Ah, y está lleno de ingredientes nutritivos que saben muy bien. ¡Sí!

-Cambia los champiñones por un par de puñados de espinacas (añade las espinacas al final con la crema) O, añade espárragos o pimientos picados en lugar de los champiñones y las lunas de calabacín. Añade estas verduras cuando añadas el calabacín y los champiñones..

Plato principal, pastaLauren Lane24 de agosto de 2020receta de pasta en una olla, plato de pasta en una olla, pasta con crema de calabacín y champiñones en una olla, pasta de verano en una olla, recetas de pasta de verano, pasta con verduras

Pasta de calabacín y champiñones con salsa roja

Esta pasta de calabacín y champiñones da un giro a las comidas de la semana gracias a la cremosa ricotta, los sabrosos limones y el crujiente vino blanco. Las verduras son muy nutritivas, ya que aportan vitamina A, C, D y K, además de potasio, ácido fólico, hierro y calcio.

Saltea las verduras: Calienta el aceite de oliva o de aguacate a fuego medio en una sartén grande. Añade el ajo y cocínalo durante 1-2 minutos, o hasta que esté aromático. Añade los champiñones y el calabacín en rodajas y cocina. Remover de vez en cuando y cocinar durante 8-12 minutos, o hasta que las verduras estén blandas.

->  Majado de ajo y perejil

Añada los condimentos: Sazone con orégano seco, albahaca seca, sal y pimienta. Añade el zumo de limón y el vino blanco. Deje que se cocine a fuego lento durante 1-2 minutos. Añade las espinacas y deja que se cocinen durante 1 o 2 minutos, o hasta que se marchiten.

Incorpore el queso y la pasta: Apague el fuego. Incorpore el queso ricotta. Añada la pasta y mézclela bien para combinarla. Añada el queso parmesano rallado. Sazone con más sal y pimienta si es necesario. Adorne con perejil. Servir y disfrutar.

La facilidad de almacenamiento y calentamiento hace que esta receta sea una opción ideal para preparar la comida con antelación. Para guardarla, simplemente coloca la pasta en un recipiente hermético y guárdala en la nevera hasta 4 días. Puedes calentarla en una sartén o en el microondas cuando quieras comerla. ¡Yo prefiero la opción de la sartén y dejar que la pasta quede un poco crujiente!

Pasta con calabacín, champiñones y tomate

Penne con calabacín y champiñones. Este plato de pasta incorpora calabacines de color verde vibrante y champiñones terrosos, combinados con un poco de ajo, aceite de oliva, aceite de trufa blanca y un poco de escamas de chile picante. Acabado con la habitual y generosa ralladura de parmesano y una pizca de perejil.

Nunca ha habido un alimento más versátil que la pasta, puedes crear un sinfín de posibilidades según tu gusto, lo que te quede en la nevera, o probar con las recetas tradicionales. Siempre es un plato bienvenido en nuestra casa y con la primavera en el aire, hacer platos de pasta vegetarianos ligeros que sean saludables y de buen gusto, es fácil y reconfortante.

->  Receta de empanadas de jamon y queso

Mi versión de un plato de pasta fresca que incorpora calabacines de color verde intenso y suculentas setas terrosas, combinadas con la naturaleza picante del ajo y un toque de escamas de chile picante, sin olvidar ese encantador bocado de Parmigiano Reggiano recién rallado. ¡Lo sano sabe bien!

No hay nada como ese sabor añejo de un buen Parmigiano Reggiano, y la terrosidad del aceite de oliva virgen extra y finalmente un toque de color del perejil, para terminar el plato. Nos gusta tanto el Parmigiano que solemos ponerlo en platos que tradicionalmente no lo requieren. No es el caso de esta pasta porque complementa los sabores y sabe muy bien.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad