Crema de calabaza con jengibre

Sopa de calabaza y jengibre de cocción lenta

La sopa cremosa de calabaza con coco y jengibre es deliciosamente nutritiva. El calor del jengibre fresco añade un toque encantador a la base dulce de coco y calabaza. Prepárala con tu caldo de pollo favorito, o utiliza una base de caldo de verduras para una sopa vegana.

Con un poco de frío por fin en el aire, es hora de empezar a preparar algunas sopas calientes. Esta brillante sopa de calabaza con coco y jengibre no sólo calienta la temperatura, sino que el jengibre también le da un calor picante y le hace sentir muy bien por dentro. El jengibre es una especia increíble, y es un remedio tradicional para las dolencias comunes, como los resfriados, la indigestión y las náuseas. Es perfecto para incorporarlo a una sopa otoñal.

También suelo hacer esta sopa con caldo de pollo, que añade otro elemento curativo y nutritivo a la receta. (Aunque puedes utilizar caldo de verduras si quieres que esta sopa no contenga ningún producto animal). Además de sus cualidades saludables, el uso de un caldo o una base de caldo también le da una profundidad encantadora de sabor, equilibrando la dulzura con un poco de sabor.

Sopa de calabaza y jengibre en lata

La sopa cremosa de calabaza con coco y jengibre es deliciosamente nutritiva. El calor del jengibre fresco añade un toque encantador a la base dulce de coco y calabaza. Prepárala con tu caldo de pollo favorito, o utiliza una base de caldo vegetal para una sopa vegana.

->  Ensalada de pasta con atun y mayonesa

Con un poco de frío por fin en el aire, es hora de empezar a preparar algunas sopas calientes. Esta brillante sopa de calabaza con coco y jengibre no sólo calienta la temperatura, sino que el jengibre también le da un calor picante y le hace sentir muy bien por dentro. El jengibre es una especia increíble, y es un remedio tradicional para las dolencias comunes, como los resfriados, la indigestión y las náuseas. Es perfecto para incorporarlo a una sopa otoñal.

También suelo hacer esta sopa con caldo de pollo, que añade otro elemento curativo y nutritivo a la receta. (Aunque puedes utilizar caldo de verduras si quieres que esta sopa no contenga ningún producto animal). Además de sus cualidades saludables, el uso de un caldo o una base de caldo también le da una profundidad encantadora de sabor, equilibrando la dulzura con un poco de sabor.

Sopa de calabaza con leche de coco jamie oliver

En mis esfuerzos por alimentar a mi familia con alimentos más sanos y ricos en nutrientes, hemos estado haciendo muchas comidas sin carne e incluso sin lácteos. Las comidas vegetarianas que se centran en las verduras de temporada han aparecido mucho en nuestro menú. Y como con mi curry de calabaza y lentejas, las alubias han sido una fuente importante de proteínas para nosotros. ¡La adición de algunas lentejas más en esta sopa asegura que todas sus necesidades de nutrición se cumplan!

Me encanta cambiar a comidas más saludables, basadas en plantas, para la mayor parte de nuestra dieta. Si bien me gusta la indulgencia ocasional, los sabores disponibles de las verduras de temporada han sido increíbles. Y muchos de los platos se conservan sorprendentemente bien. Hemos podido hacer lotes de cosas como esta sopa y guardarlos para los momentos más frenéticos que trae la vida.

->  Ensalada de arroz con atún y huevo

El jengibre fresco, en lugar de seco y molido, aporta un calor y un sabor esenciales a esta sopa. Seleccionar un buen trozo de raíz de jengibre fresco en el supermercado es complicado. Busca las siguientes cosas para conseguir el jengibre más fresco posible:

Una vez que tenga un trozo de jengibre fresco, debe pelarlo antes de empezar a trabajar con él. El jengibre puede picarse muy fino o rallarse para obtener una pasta que se distribuya por todo el plato. El rallado puede ser un poco sucio, pero es más fácil conseguirlo realmente fino. Si optas por picarla, córtala primero a contrapelo y luego pícala lo más fina que puedas. Ahora tienes un picante de jengibre fresco y brillante para animar cualquier plato.

Sopa de calabaza tailandesa

En mis esfuerzos por alimentar a mi familia con alimentos más saludables y ricos en nutrientes, hemos estado haciendo muchas comidas sin carne e incluso sin lácteos. Las comidas vegetarianas que se centran en las verduras de temporada han aparecido mucho en nuestro menú. Y como con mi curry de calabaza y lentejas, las alubias han sido una fuente importante de proteínas para nosotros. ¡La adición de algunas lentejas más en esta sopa asegura que todas sus necesidades de nutrición se cumplan!

Me encanta cambiar a comidas más saludables, basadas en plantas, para la mayor parte de nuestra dieta. Si bien me gusta la indulgencia ocasional, los sabores disponibles de las verduras de temporada han sido increíbles. Y muchos de los platos se conservan sorprendentemente bien. Hemos podido hacer lotes de cosas como esta sopa y guardarlos para los momentos más frenéticos que trae la vida.

->  Espinacas con pasas y piñones

El jengibre fresco, en lugar de seco y molido, aporta un calor y un sabor esenciales a esta sopa. Seleccionar un buen trozo de raíz de jengibre fresco en el supermercado es complicado. Busca las siguientes cosas para conseguir el jengibre más fresco posible:

Una vez que tenga un trozo de jengibre fresco, debe pelarlo antes de empezar a trabajar con él. El jengibre puede picarse muy fino o rallarse para obtener una pasta que se distribuya por todo el plato. El rallado puede ser un poco sucio, pero es más fácil conseguirlo realmente fino. Si optas por picarla, córtala primero a contrapelo y luego pícala lo más fina que puedas. Ahora tienes un picante de jengibre fresco y brillante para animar cualquier plato.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad