Alimentos buenos para la memoria

Bocadillos para el cerebro

¿Sabías que tu cerebro puede procesar información a una velocidad de 268 millas por hora? (Eso es más rápido que un coche de carreras de Fórmula 1.) Como es un órgano tan vital, es importante alimentarlo adecuadamente. He aquí algunos superalimentos para la salud del cerebro y los beneficios que aportan.

En cuanto a las proteínas, el salmón ocupa un lugar destacado para la salud del cerebro. Los pescados grasos, como el salmón, tienen un alto contenido en ácidos grasos omega-3 que son fundamentales para el desarrollo y la función del cerebro. Además, se ha descubierto que estos ácidos grasos reducen el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, depresión y artritis. Otros tipos de pescado que son buenas fuentes de ácidos grasos omega-3 son la caballa, el arenque, la trucha de lago y el atún.

Los huevos ofrecen una gran cantidad de nutrientes saludables. En cuanto a la salud del cerebro, las yemas de huevo son una buena fuente de colina, asociada a la reducción de la inflamación y a la promoción de las funciones cerebrales, como el mantenimiento de la memoria y la comunicación entre las células del cerebro. Los huevos también tienen un alto contenido en triptófano, un aminoácido que es uno de los componentes de la serotonina, la molécula de la «felicidad», un efecto secundario que sin duda te hará sonreír.

Cerebro comida bebida

Si se siente olvidadizo, puede deberse a la falta de sueño o a una serie de otros motivos, como la genética, el nivel de actividad física y el estilo de vida y los factores ambientales. Sin embargo, no hay duda de que la dieta también desempeña un papel en la salud del cerebro.

El mejor menú para favorecer la memoria y la función cerebral fomenta un buen flujo sanguíneo hacia el cerebro, al igual que lo que se come para nutrir y proteger el corazón. La investigación ha descubierto que la dieta mediterránea puede ayudar a mantener el cerebro envejecido y un creciente número de pruebas vincula alimentos como los de la dieta mediterránea con una mejor función cognitiva, memoria y estado de alerta.

Come verduras. Es probable que no olvides este mensaje. Consumir suficientes verduras, especialmente las crucíferas, como el brócoli, la col y las verduras de hoja oscura, puede ayudar a mejorar la memoria. Prueba una ensalada de col rizada o sustituye la tortilla por berza en tu próximo bocadillo. El brócoli salteado también es una excelente opción para el almuerzo o la cena.

Consuma bayas y cerezas.  Las bayas -especialmente las oscuras, como las moras y los arándanos, así como las cerezas- son una fuente de antocianinas y otros flavonoides que pueden favorecer la función de la memoria. Disfrute de un puñado de bayas o de cerezas deshuesadas como tentempié, mezcladas con los cereales u horneadas en un postre rico en antioxidantes. Las bayas y cerezas frescas, congeladas o secas pueden aportarle estos beneficios

Alimentos para el cerebro de los niños

Si te sientes olvidadizo, puede deberse a la falta de sueño o a una serie de otros motivos, como la genética, el nivel de actividad física y el estilo de vida y los factores ambientales. Sin embargo, no hay duda de que la dieta también desempeña un papel en la salud del cerebro.

El mejor menú para favorecer la memoria y la función cerebral fomenta un buen flujo sanguíneo hacia el cerebro, al igual que lo que se come para nutrir y proteger el corazón. La investigación ha descubierto que la dieta mediterránea puede ayudar a mantener el cerebro envejecido y un creciente número de pruebas vincula alimentos como los de la dieta mediterránea con una mejor función cognitiva, memoria y estado de alerta.

Come verduras. Es probable que no olvides este mensaje. Consumir suficientes verduras, especialmente las crucíferas, como el brócoli, la col y las verduras de hoja oscura, puede ayudar a mejorar la memoria. Prueba una ensalada de col rizada o sustituye la tortilla por berza en tu próximo bocadillo. El brócoli salteado también es una excelente opción para el almuerzo o la cena.

Consuma bayas y cerezas.  Las bayas -especialmente las oscuras, como las moras y los arándanos, así como las cerezas- son una fuente de antocianinas y otros flavonoides que pueden favorecer la función de la memoria. Disfrute de un puñado de bayas o de cerezas deshuesadas como tentempié, mezcladas con los cereales u horneadas en un postre rico en antioxidantes. Las bayas y cerezas frescas, congeladas o secas pueden aportarle estos beneficios

Árbol de pelo de doncella

Tanto si quiere optimizar su nutrición en la época de exámenes como si quiere mantenerse alerta en su próxima reunión de trabajo, prestar atención a su dieta puede ser realmente rentable.  Aunque no existe un único «alimento para el cerebro» que proteja contra los trastornos relacionados con la edad, como el Alzheimer o la demencia, pensar cuidadosamente en lo que comes te da la mejor oportunidad de obtener los nutrientes que necesitas para la salud cognitiva y el estado de ánimo.

Como todo lo demás en el cuerpo, el cerebro no puede funcionar sin energía. La capacidad de concentrarse y enfocar la atención proviene de un suministro adecuado y constante de energía (en forma de glucosa) en nuestra sangre, al cerebro. Para lograrlo, elija cereales integrales con un IG bajo, lo que significa que liberan su energía lentamente en el torrente sanguíneo, manteniéndolo mentalmente alerta durante todo el día. Comer muy pocos carbohidratos saludables, como los cereales integrales, puede provocar niebla cerebral e irritabilidad.  Opta por los cereales integrales «marrones», el pan de grano, el arroz y la pasta.

Los ácidos grasos esenciales (AGE) no pueden ser producidos por el cuerpo, lo que significa que deben obtenerse a través de los alimentos. Las grasas omega-3 más eficaces se encuentran en el pescado azul en forma de EPA y DHA. Las buenas fuentes vegetales son la linaza, la soja, las semillas de calabaza, las nueces y sus aceites. Estas grasas son importantes para el funcionamiento saludable del cerebro, el corazón, las articulaciones y nuestro bienestar general. Aunque los estudios se encuentran en una fase inicial, hay indicios de que una cantidad adecuada de grasas omega-3 en la dieta puede ayudar a aliviar la depresión.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad