Que puede comer un perro

¿pueden los perros comer pepino?

Compartir la comida es una forma universal de establecer vínculos con los seres queridos, incluidas las mascotas. Sin embargo, algunos alimentos que son perfectamente seguros para las personas pueden ser tóxicos o inseguros para perros y gatos. Asegúrese de saber qué alimentos son seguros para compartir con las mascotas antes de ofrecer a su amigo de cuatro patas un bocado de su plato.

No, no es recomendable que los perros coman almendras. Aunque estos frutos secos son saludables para los humanos por su contenido en vitamina E, magnesio, grasas saludables y proteínas, los perros no los digieren fácilmente. Las almendras no son tóxicas para los perros, pero pueden provocarles gases, vómitos, diarrea y pérdida de apetito. También tienen un alto contenido en grasas, lo que pone a su perro en riesgo de sufrir pancreatitis y obesidad. Llame a una clínica de urgencias si su perro ha consumido muchas almendras.

Sí, los perros pueden comer manzanas, y son beneficiosas por aportar fibra, antioxidantes y un aliento fresco. Sólo hay que asegurarse de quitarle el corazón y las semillas a la manzana antes de dársela al perro para evitar que se atragante. A muchos perros les encantan las rodajas de manzana congeladas y la compota de manzana como golosinas de verano. Sin embargo, algunos perros son alérgicos a las manzanas, y los perros con diabetes no deben comer manzanas porque pueden elevar los niveles de azúcar en sangre. Sirva pequeñas porciones de manzanas para reducir las reacciones.

Melón cantalupo

Los perros domésticos son principalmente carnívoros, pero también comen alimentos de origen vegetal. Los perros salvajes se alimentan principalmente de animales de presa, que consisten en carne cruda, huesos, órganos y una pequeña cantidad de materia vegetal contenida en el intestino de sus presas.

->  Animales de dos patas para colorear

La base de la dieta de su perro debe ser un alimento comercial para perros de alta calidad y equilibrado que sea apropiado para su etapa de vida (cachorro, adolescente, adulto, embarazada, senior) y su estado de salud. Leyendo la etiqueta, puedes comprobar que cumple con la norma australiana para la fabricación y comercialización de alimentos para mascotas AS5812:2017 [1].

También puede ofrecer algunos alimentos naturales para proporcionar variedad. Los alimentos naturales incluyen carne cruda fresca de calidad humana (por ejemplo, cordero crudo), huesos de carne crudos y verduras cortadas finamente. Debe comprobar primero con su veterinario que los huesos de carne crudos son adecuados para su perro en particular (por ejemplo, algunos perros con mandíbulas deformadas o enfermedades dentales o los perros mayores pueden tener dificultades para masticar huesos crudos).

Le recomendamos que elija sólo carne cruda de calidad humana y huesos cárnicos crudos, ya que algunos productos cárnicos crudos comercializados como alimentos para mascotas (carne para mascotas/picadillo para mascotas/rollos para mascotas y productos óseos) contienen conservantes para mantener su aspecto fresco, pero éstos pueden ser perjudiciales para la salud del perro. Se han producido muchos incidentes de seguridad en los alimentos para mascotas relacionados con la deficiencia de tiamina (vitamina B1) inducida por los conservantes sulfitos, que puede ser mortal. Hay que evitar los embutidos, la carne de salchicha y las carnes manufacturadas cocidas, ya que también pueden contener conservantes de sulfitos.

Qué verduras pueden comer los perros

Los amantes de los perros suelen ser personas muy amables. Compartimos nuestro corazón y nuestro hogar (y para algunos afortunados cachorros, incluso los pies de nuestras camas) con nuestros compañeros caninos. Seguramente no hay nada malo en compartir nuestra comida favorita con nuestros perros, ¿verdad? No necesariamente. Muchos de los alimentos, como las frutas y las verduras, que las personas digieren sin problemas, pueden causar estragos en el organismo de un perro y provocar graves problemas de salud. Por otro lado, algunos de los alimentos que consumen las personas pueden introducirse sin problemas en la dieta de un perro, e incluso aportan beneficios para la salud, como el fortalecimiento de las articulaciones, un mejor aliento y la inmunidad a las alergias.

->  Como hacer una pelota con material reciclable

Pero antes de dar a su perro los alimentos que le apetecen, siga leyendo y conozca qué alimentos son seguros y cuáles pueden enviar a su perro directamente al veterinario de urgencia. Y tenga siempre presente que incluso los alimentos sanos administrados en exceso pueden provocar obesidad canina, un problema de salud importante para los perros de EE.UU. Elija siempre un pienso de calidad como dieta principal de su perro.

Almendras: No, los perros no deben comer almendras. Las almendras no son necesariamente tóxicas para los perros como las nueces de macadamia, pero pueden obstruir el esófago o incluso desgarrar la tráquea si no se mastican completamente. Las almendras saladas son especialmente peligrosas porque pueden aumentar la retención de líquidos, lo que es potencialmente mortal para los perros propensos a las enfermedades cardíacas.

Salmón

Todos nos hemos preguntado alguna vez como propietarios de perros: «¿puede comer eso mi perro?». Todos sabemos que hay algunos alimentos que los perros no deben comer nunca: obviamente, hay que evitar cosas de sentido común, como el alcohol y el chocolate, pero incluso las uvas y el ajo deberían estar fuera del menú. Para ello, hemos creado esta guía definitiva sobre los alimentos que son seguros para su perro. Puede buscar su alimento en nuestra base de datos, o bien desplazarse por el artículo para saber qué alimentos son perjudiciales para su perro.  Este artículo se actualiza con regularidad, así que guárdelo para futuras consultas.

->  Cefalver para que sirve este medicamento

Evidentemente, existe una distinción entre los alimentos que puede comer su perro y los que debe comer; del mismo modo que un humano puede comerse una tarta de queso entera de una sentada, probablemente no debería hacerlo.  En esta guía, hemos intentado ofrecer un contexto e informarle del contenido nutricional cuando sea necesario, para que pueda tomar una decisión informada y saber qué alimentos deben servirse con moderación.Además, este artículo es orientativo y no sustituye el consejo de un veterinario. Nuestros perros son todos diferentes, con su propio conjunto de alergias e intolerancias. Si tiene alguna duda sobre un alimento concreto o le preocupa cómo puede reaccionar su perro a un alimento específico, consulte a su veterinario para que le oriente de forma individualizada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad