Mi perra está embarazada y tiene la panza dura

Cómo es la barriga de una perra embarazada

Al igual que los embarazos humanos, los de las perras son complicados y a veces confusos. Entender el embarazo de una perra es crucial, sobre todo si su perra está embarazada o si está planeando criar a sus perros. Hay muchas cosas que debe saber sobre el embarazo de las perras, desde los signos de la gestación hasta los cuidados tras el nacimiento de sus cachorros. A continuación, te ofrecemos información sobre el embarazo de las perras que debería servirte de ayuda.

En el caso de las perras, la madurez sexual se alcanza entre los 6 y los 12 meses de edad. Esto significa que pueden quedarse embarazadas con sólo 6 meses de edad. Los embarazos de las perras suelen durar nueve semanas (aproximadamente 60 días), aunque pueden dar a luz antes o después.

Esté atento a cualquier cambio en el apetito de su perra. Una perra embarazada puede comer más de lo habitual. Sin embargo, una perra embarazada también puede tener náuseas matutinas que le hagan perder el apetito y vomitar, al igual que los humanos. A diferencia de los humanos, las náuseas matutinas de las perras embarazadas terminan rápidamente. Normalmente duran sólo unos días.

Algunas perras pueden experimentar un embarazo fantasma en el que la perra muestra los signos de embarazo pero en realidad no está embarazada. Una perra puede ganar peso, tener las mamas y los pezones más grandes, mostrar un comportamiento de anidación e incluso producir leche, pero en realidad no está embarazada. Se trata de un fenómeno poco frecuente que sólo se da en las perras. Si su perra tiene un embarazo fantasma, consulte a su veterinario para que le ponga solución.

Estómago duro y tembloroso del perro

El gas de acumulación rápida, o «hinchazón», es otra causa emergente de distensión abdominal en un canino. En el mundo veterinario, hinchazón es un término alarmante que significa algo muy diferente a sentirse lleno después de una gran cena. La hinchazón, en un perro, hará que el abdomen se vuelva insosteniblemente hinchado y apretado. El abdomen puede adoptar un aspecto desigual en el que una parte del abdomen se distiende más que otra. Si su perro parece estar hinchado, se trata de una situación muy urgente, y el perro debe recibir atención veterinaria inmediatamente.

Otras causas comunes de distensión abdominal en los perros son el embarazo, que se distingue de otras afecciones por la presencia de glándulas mamarias y pezones hinchados. La obesidad es otra posibilidad; en este caso, el estómago debe ser blando y la grasa debe ser visible en otras partes del cuerpo, no sólo en la zona del estómago.Algunas condiciones médicas como la enfermedad de Cushing son conocidas por causar hinchazón abdominal debido al debilitamiento de los músculos abdominales y al agrandamiento del hígado. Los tumores que crecen en el abdomen provocan inevitablemente una hinchazón visible cuando alcanzan un determinado tamaño.Los cachorros que están hinchados suelen estar infestados de parásitos (lombrices intestinales).En los caninos, un abdomen distendido puede significar una enfermedad o disfunción relacionada con un órgano importante como el corazón, u otra condición como el embarazo o la obesidad.Las facturas de los veterinarios pueden pasarle factura. Obtenga el plan de seguro perfecto para su cachorro.Compare los planesSíntomas del abdomen distendido en perrosLos signos clínicos asociados con el abdomen distendido en perros incluyen:

La barriga de la perra embarazada cayó

Este artículo fue escrito por Jamie Freyer, DVM. La Dra. Jamie Freyer es una doctora en medicina veterinaria licenciada con sede en Washington. Con más de diez años de experiencia en la práctica clínica y la industria, se especializa en medicina y cirugía veterinaria, comportamiento animal y genética animal. La Dra. Freyer es licenciada en Ciencias de la Vida por la Universidad de Portland y doctora en Medicina Veterinaria por la Universidad Estatal de Oregón.

Puede ser difícil saber si una perra está preñada hasta las últimas semanas de sus nueve semanas de gestación, cuando el aumento de tamaño de su barriga es difícil de pasar por alto. La mejor manera de averiguarlo es llevándola al veterinario, pero también es útil estar atento a los cambios físicos y de comportamiento que puedan producirse. Las perras embarazadas muestran algunos signos de estarlo en las fases inicial, media y final del embarazo.

Este artículo ha sido redactado por Jamie Freyer, DVM. La Dra. Jamie Freyer es una doctora en medicina veterinaria con licencia en Washington. Con más de diez años de experiencia en la práctica clínica y en la industria, está especializada en medicina y cirugía veterinaria, comportamiento animal y genética animal. La Dra. Freyer es licenciada en Ciencias de la Vida por la Universidad de Portland y doctora en Medicina Veterinaria por la Universidad Estatal de Oregón. Este artículo ha sido visto 3.842.222 veces.

Etapas de la barriga de la perra embarazada

Nuestro clima más cálido Minnesota significa que su perro tiene más tiempo de juego al aire libre, y si no se supervisa puede conducir a la Madre Naturaleza que se introduce en su perro no castrado o esterilizado. DDG ha llegado con algunos métodos de lo que debe buscar para los signos de embarazo del perro.

Una de las mejores formas de determinar si su perra está embarazada es, por supuesto, llevarla al veterinario. Lo que hará el médico o el personal es tocar el abdomen de la perra para detectar la hinchazón del útero y detectar bultos firmes.

Otra opción es hacer una radiografía, pero puede resultar cara. Algunos veterinarios la piden, pero más tarde en la gestación. Aunque es interesante ver a los cachorros y hacerse una idea de cuántos son, puede ser una opción muy cara. Además, algunos veterinarios prefieren anestesiar a la perra para limitar los movimientos.

NOTA: Mantenga a los niños y a los niños pequeños alejados de la madre durante un tiempo. Aunque a los niños les encanta ver y jugar con los cachorros, es mejor esperar. Además, es posible que la perra no quiera que sus cachorros sean tocados por manos humanas todavía; puede gruñir o incluso morder para proteger a sus crías. Aunque creas que conoces a tu perro, dale la intimidad que se merece.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad