Mi gata no quiere comer después de la esterilización

El gato no come 3 días después de la operación

Ha preparado una gran sorpresa de bienvenida a su gato. Después de todo, fue tan valiente y educada en la consulta del veterinario para su operación de esterilización. Pero cuando el gatito llega a casa, lo único que quiere hacer es esconderse bajo el sofá y estar solo. El minibuffet de comida húmeda y seca y las golosinas que le has preparado con tanto cariño no le interesan. Este escenario es una de las preocupaciones más comunes de los propietarios después de la cirugía, el gato no quiere comer después de ser esterilizado. ¿Cuál puede ser la razón de esto?

Una gata no come después de ser esterilizada, especialmente inmediatamente después de la cirugía, normalmente hasta 24 horas. Después de ese periodo de tiempo, debería empezar a comer y beber por sí mismo y volver a ser el mismo activo, feliz y travieso de siempre en 2 o 3 días. Un gato no come después de ser esterilizado debido a alguno de los siguientes factores o a una combinación de ellos:

Apetito del gato tras la esterilización

Mientras su gato se recupera de una enfermedad o de una operación, necesitará cuidados y atención adicionales. Necesitará dormir mucho más, descansar y estar tranquilo. Durante la recuperación, notará que parece débil y que pasa más tiempo del habitual descansando o durmiendo. Se trata de una reacción natural a la enfermedad o a la intervención quirúrgica, que le ayuda a conservar la energía y a reparar los tejidos mientras su cuerpo vuelve a la normalidad.

Mientras se recupera, tendrás que darle a tu gato sus medicamentos, revisar su herida quirúrgica o cambiarle los vendajes. Y tendrás que tener mucho cuidado con su dieta. Es posible que tu gato necesite una dieta especial y que tengas que animarle a comerla.

Necesidades dietéticas especialesUna buena nutrición es especialmente importante para un gato que se recupera de una enfermedad, una lesión, una operación o un periodo sin comida. Sin ella, sus heridas no se curarán bien y pueden infectarse. Además, si se alimenta bien, su cuerpo no utilizará sus propios tejidos importantes como fuente de energía.

Todos los gatos necesitan una dieta equilibrada desde el punto de vista nutricional, pero durante la convalecencia, las necesidades de su gato cambiarán: su dieta normal puede no proporcionar el equilibrio correcto de nutrientes que necesita. Y es posible que necesite que se le anime a comer.

El gato no come 2 días después de la esterilización

Después de devolver a su gato a casa tras una intervención quirúrgica, usted está deseando volver a la normalidad con su gato, pero puede que no esté dispuesto a ello. Además de estar débil y desorientado, es posible que su gato no quiera comer nada.

En caso de que su gato no coma, no se asuste. Normalmente, los gatos que acaban de ser castrados o sometidos a otro tipo de cirugía no tienen apetito para comer o beber.    Normalmente los veterinarios tampoco recomiendan darles comida. Deberían recuperar el apetito en unas 24 horas y después deberían comer y beber de buena gana.

La anestesia general administrada a su gato le provocará náuseas de las que tardará en recuperarse. Un periodo de disminución del apetito puede estar asociado tanto a los cambios de rutina como a los efectos de los fármacos anestésicos en su estómago. Suele variar de un gato a otro el modo en que se recuperan de las náuseas; algunos gatos pueden tardar hasta 36 horas en recuperarse por completo y empezar a comer.

Si su gato acaba de ser esterilizado, los veterinarios suelen ponerle un collar isabelino alrededor del cuello para evitar que muerda la incisión, lo que le irritará y le hará perder el apetito. Los gatos que no están acostumbrados al confinamiento en una jaula también reaccionarán de la misma manera.

Mi gato no come después de ser castrado

Respiración dificultosa en perros y gatos – ¿Qué aspecto tiene la respiración dificultosa? Muchos padres de mascotas se preguntan si el jadeo de su perro o gato significa que su mascota está experimentando una respiración dificultosa. Aunque este puede ser el caso, la respiración dificultosa en realidad significa que la mascota está luchando por respirar. Nuestros veterinarios de Bartlett y su equipo comparten más información sobre la respiración dificultosa en perros y gatos.

Síntomas de insolación en los perros – Los signos a los que hay que prestar atención Cuando las temperaturas suben y el sol sale, la insolación se convierte en un problema de salud muy serio para nuestros compañeros caninos. Aquí nuestros veterinarios de Bartlett comparten los signos de esta condición potencialmente mortal, y qué hacer si su perro tiene un golpe de calor.

Infección del tracto urinario del gato – Causas, síntomas y tratamientos Nuestros veterinarios de Bartlett ven muchas menos infecciones del tracto urinario en los gatos que en los perros, pero los gatos mayores pueden experimentar una serie de otros problemas del tracto urinario que causan síntomas similares. Hoy compartimos algunos de los síntomas, causas y tratamientos más comunes de las infecciones y enfermedades del tracto urinario en los gatos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad