Como ayudar a parir a una gata

Gata que da a luz por primera vez

Por lo general, recomendamos esterilizar a todas las gatas, pero también queremos ayudar a que, si su gata está embarazada, reciba los mejores cuidados. Si cree que su gata está embarazada, aquí tiene algunos consejos para cuidarla.

Si nota signos de que su gata puede estar embarazada y su veterinario lo ha confirmado, tendrá que hablar de las necesidades nutricionales de su gata embarazada. Ahora que su gata come por dos (o por tres, o por cuatro, o por cinco…) necesitará nutrientes adicionales, ¡y en mayor cantidad!

Su equipo veterinario puede recomendar que su gata vuelva a comer comida para gatitos, lo que proporcionará beneficios nutricionales a sus gatitos también. Su gata necesitará más calorías para mantener a sus gatitos, por lo que el plan general puede ser aumentar la cantidad de comida que le da a su gata embarazada a medida que se acerca a su término. Sin embargo, también habrá menos espacio en su estómago a medida que los gatitos crezcan, por lo que deberá alimentarla con cantidades más pequeñas pero más frecuentes a lo largo del día.

Beber mucha agua es esencial para mantener a su gata embarazada hidratada, por lo que puede tener varios cuencos de agua en su casa en zonas de fácil acceso para ella. Si su gata tiene necesidades de salud preexistentes, o un estómago sensible, consulte siempre a su veterinario antes de hacer cualquier cambio en su comida y/o rutina de alimentación.

Cuánto tarda una gata en dar a luz

El secreto para ser una buena comadrona de tu gata es la observación y el tiempo. Lo mejor es observar a tu gata desde la distancia, procurando no molestarla ni ponerla nerviosa. Es posible que tu gata pueda dar a luz sin necesitar tu ayuda, pero es importante que conozcas las necesidades de tu gata, así como las de sus gatitos, por si fuera necesaria tu ayuda. Ponte en contacto con tu veterinario si surge algún problema.

El parto, también llamado gestación o alumbramiento, se divide en tres etapas, y la segunda y la tercera se repiten para cada gatito. El tiempo entre partos de los gatitos suele ser de 10 a 60 minutos y las etapas dos y tres se repiten. El parto suele completarse en las seis horas siguientes al inicio de la segunda etapa, pero puede durar hasta 12 horas.

Problemas de parto en la gata

TopCausas de las dificultades de parto en los gatosBloqueo mecánico: La «posición de buceo» -salir del canal de parto con la nariz y las patas primero, y la espalda junto a la corona de la vagina- es regularmente la forma en que nacen los gatitos. Un gatito demasiado grande o un gatito mal situado en el canal de parto son las dos razones principales del bloqueo mecánico.

TopDiagnóstico de las dificultades en el parto en los gatosLos partos anormales o difíciles en los gatos suelen estar causados por varios factores, como la inercia uterina, que el canal de parto sea demasiado pequeño, que el feto cruce el canal de parto en una orientación atípica y/o que el feto sea demasiado grande.

El veterinario también podría realizar un examen digital estéril para determinar el grado de obstrucción en el canal del parto, así como la posición y la presentación de los fetos. Para determinar la presencia, la masa, la ubicación y la salud de los fetos, el veterinario también podría utilizar radiografías o ecografías.

Los veterinarios advierten que una reina con una fractura pélvica no debe quedarse embarazada. Las radiografías, tomadas antes de la gestación, son la forma de determinar si la reina padece este mal.TopTratamiento de las dificultades de parto en los gatosMedicación: El origen de algunas formas de inercia uterina se debe a la falta de oxitocina, de calcio o de ambos. Para estimular contracciones más fuertes, el veterinario puede inyectar oxitocina (que es producida por la glándula pituitaria) y gluconato de calcio. Estas inyecciones conllevan el peligro de que el útero se rompa.

Cómo ayudar a una gata a parir por primera vez

El efecto de esto se ha demostrado en una encuesta realizada a más de 700 gatas reproductoras, en la que se descubrió que las gatas con conformación extrema, como las siamesas y las persas, experimentaban niveles mucho más altos de distocia (partos difíciles), viéndose afectados el 10% y el 7,1% de los partos respectivamente, en comparación con sólo el 2,3% de los partos en las gatas con conformación normal. Por lo tanto, es muy importante que los criadores conozcan los detalles del parto normal para poder reconocer un problema cuando surja.

Durante la gestación, los fetos están espaciados a lo largo de cada cuerno del útero. Cada feto está contenido en sus propias membranas y tiene su propia placenta, a través de la cual se nutre. El útero puede considerarse como una bolsa muscular en forma de salchicha, capaz de contraerse tanto en su diámetro como en su longitud. Para facilitar su paso, cada feto está contenido en una bolsa de doble capa bastante resistente de membranas fetales, que están llenas de un líquido resbaladizo en el que flota el feto. Este líquido sirve tanto de protección como de lubricación y proporciona una fuerza de distensión, estiramiento y dilatación cuando el útero se relaja por delante y se contrae por detrás en el transcurso del parto.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad