Imagenes de enlace covalente polar

Enlace covalente

Un enlace polar es un enlace covalente entre dos átomos en el que los electrones que forman el enlace están distribuidos de forma desigual. Esto hace que la molécula tenga un ligero momento dipolar eléctrico en el que un extremo es ligeramente positivo y el otro ligeramente negativo. La carga de los dipolos eléctricos es menor que una carga unitaria completa, por lo que se consideran cargas parciales y se denotan por delta más (δ+) y delta menos (δ-). Como las cargas positivas y negativas están separadas en el enlace, las moléculas con enlaces covalentes polares interactúan con los dipolos de otras moléculas. Esto produce fuerzas intermoleculares dipolo-dipolo entre las moléculas.

Los enlaces polares son la línea divisoria entre el enlace covalente puro y el enlace iónico puro. Los enlaces covalentes puros (enlaces covalentes no polares) comparten pares de electrones por igual entre los átomos. Técnicamente, el enlace no polar sólo se produce cuando los átomos son idénticos entre sí (por ejemplo, el gas H2), pero los químicos consideran que cualquier enlace entre átomos con una diferencia de electronegatividad inferior a 0,4 es un enlace covalente no polar. El dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4) son moléculas no polares.

Enlace covalente polar

El aceite y el agua no se mezclan, ¿verdad? Por eso se agita el aliño de la ensalada; para forzarlos temporalmente a unirse. ¿Por qué añadir un poco de detergente para platos (jabón) ayuda a eliminar la grasa de los platos sucios mejor que el agua sola? ¿Por qué la limpieza en seco levanta las manchas que el agua y el jabón no consiguen? La respuesta tiene que ver con las propiedades químicas de los disolventes que utilizamos y las propiedades químicas de las cosas que intentamos disolver (los solutos). Volveremos a estos ejemplos más adelante.

->  Funciones de los bioelementos primarios

Enlaces químicos: Los átomos buscan estados más estables. La estructura de un átomo es similar a la del sistema solar. Los grandes protones (con carga positiva) y neutrones (sin carga) se encuentran en el núcleo o centro. Los diminutos electrones (con carga negativa) giran rápidamente en órbitas alrededor del núcleo, formando envolturas de electrones a diferentes distancias, de forma similar a los planetas y otros objetos que giran alrededor del sol. Los átomos de cada elemento tienen un número variable de electrones en sus capas más externas. Los átomos se vuelven más estables cuando sus capas exteriores de electrones se vacían o se llenan. Una de las formas de conseguir este objetivo es que dos átomos compartan uno o más electrones entre ellos, de forma que cada uno de ellos pueda llenar o vaciar esa capa exterior. Pero sólo pueden compartir el electrón o los electrones si permanecen cerca el uno del otro, lo que se denomina enlace covalente. En otras situaciones, un átomo puede hacerse más estable perdiendo electrones y el otro puede hacerse más estable ganándolos. El átomo que gana un electrón (recuerda que los electrones tienen carga negativa) se carga negativamente (-1) mientras que el átomo que pierde un electrón se carga positivamente (+1). Aquí tienes un pequeño chiste para ayudarte a recordar…

Ejemplos de enlaces covalentes polares

Los alumnos se preguntan a menudo por qué es importante saber si un enlace determinado es polar o no, y por qué necesitan saber qué átomos llevan una carga parcial positiva y cuáles una carga parcial negativa. Consideremos la molécula de clorometano (CH3Cl). El átomo de carbono se muestra como portador de una carga parcial positiva. Recordemos que las cargas opuestas se atraen. Por tanto, parece razonable que el átomo de carbono ligeramente positivo del clorometano sea susceptible de ser atacado por una especie con carga negativa, como el ion hidróxido, OH-. Esta teoría se confirma en la práctica: los iones de hidróxido reaccionan con el clorometano atacando el átomo de carbono ligeramente positivo de este último. A menudo es posible racionalizar las reacciones químicas de esta manera, y el conocimiento de la polaridad de los enlaces le resultará indispensable cuando empiece a escribir mecanismos de reacción. Nota: Debido a la pequeña diferencia de electronegatividad entre el carbono y el hidrógeno, el enlace C-H se asume normalmente como no polar.

->  Cuantos pelos tenemos en la cabeza

Los elementos con las energías de ionización más altas son generalmente aquellos con las afinidades electrónicas más negativas, que se encuentran hacia la esquina superior derecha de la tabla periódica. Por el contrario, los elementos con las energías de ionización más bajas son generalmente los que tienen las afinidades electrónicas menos negativas y se sitúan en la esquina inferior izquierda de la tabla periódica.

Imagen del enlace covalente no polar

Un enlace polar es un enlace covalente entre dos átomos en el que los electrones que forman el enlace están distribuidos de forma desigual. Esto hace que la molécula tenga un ligero momento dipolar eléctrico en el que un extremo es ligeramente positivo y el otro ligeramente negativo. La carga de los dipolos eléctricos es menor que una carga unitaria completa, por lo que se consideran cargas parciales y se denotan por delta más (δ+) y delta menos (δ-). Como las cargas positivas y negativas están separadas en el enlace, las moléculas con enlaces covalentes polares interactúan con los dipolos de otras moléculas. Esto produce fuerzas intermoleculares dipolo-dipolo entre las moléculas.

->  Quien dijo que la tierra era redonda

Los enlaces polares son la línea divisoria entre el enlace covalente puro y el enlace iónico puro. Los enlaces covalentes puros (enlaces covalentes no polares) comparten pares de electrones por igual entre los átomos. Técnicamente, el enlace no polar sólo se produce cuando los átomos son idénticos entre sí (por ejemplo, el gas H2), pero los químicos consideran que cualquier enlace entre átomos con una diferencia de electronegatividad inferior a 0,4 es un enlace covalente no polar. El dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4) son moléculas no polares.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad